Adventurer·๑ Chinese! ๑

Remember, Remember

Ésta venía siendo mi tercera vez ya en Hong Kong. La primera vez, aquella vez. La segunda cuando volví a China, por mi cuenta, y viajé sola por 10 días durante Agosto del 2015. Y ahora ésto. Y de alguna manera, él siempre se las había arreglado para estar presente.

tumblr_odh6duc1bl1r5n34uo1_540

★ [Intagram]: http://instagram.com/xpantsu
★ [Facebook]: https://www.facebook.com/pantsupanpan
★ [Blog]: https://xpantsu.wordpress.com/
★ [Flickr]: https://www.flickr.com/photos/105673843@N04/

Salimos con J, desde el metro de Sheung Wan para primero ir a conseguirnos unos chips de teléfono que nos ayudara a orientarnos un poco, porque sí, para variar habíamos llegado sin reservar hotel ni nada. Y como siempre, estábamos a disposición de la suerte. Es increíble la diferencia de precios entre China y Hong Kong. Lo que un sucucho asqueroso que pasara de hotel, en China te puede salir 90元? 100元? o desde 20元 incluso si eres de hosteles. Pero no en Hong Kong. Luego de varias horas de exploración cibernética y de vitrinear en persona los lugares más indignos, optamos por una suerte de motel de mala muerte (que en China no hubiera costado más de 100 yuanes por persona) por casi 700HKD (algo así como 700元 (que serían como 70 lucas chilenas)) sólo una noche. Y no les puedo explicar lo rancio que era. Era un motel al fin y al cabo. Las paredes eran ultra delgadas (uno cree que ha escuchado cosas raras en su vida. . .pero no de éste tipo) y una cama empotrada entre 3 paredes. Además podíamos dejar nuestras cosas sólo desde las 22.00 hrs ya que si queríamos entrar antes, costaba más y más.

tumblr_lx223hbhrt1qga2cho1_500

El día siguiente fue increíble: nos despertamos temprano, compramos algo simple y callejero pero tradicional de Hong Kong, como lo es la leche de poroto/leche de soya y los waffles en forma de bolita.
A todo esto el Instagram de #allaboutHongKong compartió mi foto en su momento ! Noticeada total con mis fotos ~
Los waffles tienen un leve sabor a vainilla, son muy ricos !

16-11-21-00-42-36-061_deco

Luego caminamos y caminamos y caminamos. . . ésta vez él seguía mis pasos. Lo que en verdad era una novedad. Como ya he dicho antes, en general desde que estoy en China siempre soy de yo organizar viajes o sola o con más gente, pero sé como moverme, estar preocupada del mapa, ver dónde hospedarme y ésas cosas. Pero por algún motivo, siempre que viajamos con J, como que me es fácil dejarme llevar y que él en general me guíe. Sabe a qué lugares ir o cosas típicas que probar. Como ése primer viaje que hicimos a Zhenjiang 镇江.
No en Hong Kong, por su puesto. Aquí los lugares siento que me pertenecen un poco. He caminado por todas las calles, comido la comida más cara y la más barata. . . todo. Así que me sentía con la energía de buscarlo todo una vez más.

tumblr_nutu1mv2bu1s7rlveo1_540

Caminamos desde Mongkok, algo así como la ciudad luz, hasta Tsim Sha Tsui en casi 3 horas. Parando a tomar fotos, fumando en los puntos designados, maravillándonos un poquito con todo. Y se sentía extraño, pues la primera vez me había hospedado en el hotel más increíble, con total acceso a todo. La segunda, si bien todo lo pagué yo, también tenía un lugar fijo donde llegar siempre y dejar mis cosas. Pero no ésta vez. Éramos casi mochileros. Sólo que cada uno andaba con su mochila chica, vestidos casuales. Y una como es mujer y tonta, cargo con la vida en la espalda. Ambos sudando a más no poder. A pesar de ser Noviembre, aún se sentía el verano en el sur. Aún no teníamos una pieza para la siguiente noche y la verdad aún no sabíamos bien dónde íbamos. Y los que me conocen saben que soy neuroooootica. Siempre. Toda mi vida he funcionado con las cosas planeadas, fotocopiadas y re-preguntada de antemano, porque he tenido que hacer funcionar mi vida de esa manera. Pero de alguna manera, estando con J: Quedarme en hoteles truchos, caminar sin rumbo y dejarme llevar. . . me sentía segura.
Lo que no pasa muy seguido.

 16-11-21-00-25-31-418_deco    16-11-19-00-04-37-797_deco

16-11-21-00-42-07-339_deco    16-11-21-00-40-58-784_deco

Esperaba cada mes, día a día por éstos encuentros que teníamos. Creo honestamente que era lo único que me mantenía más o menos cuerda. Contaba los días para volver a encontrarnos, para volver a dormir juntos, dormir en hoteles de mierda o que me incitara a comer comida asiática rara. Ahora que lo pienso bien, creo que me quedé por ésto. Porque no podía verle lo bueno a ninguna otra mierda más. Y sé que las había. Pero de haber estado sola, me hubiera ido dentro del impulso de desesperación. Y tengo una habilidad natural para mandar a la mierda todo.

J nunca me creyó lo increíble que yo contaba de Hong Kong, pero creo que gradualmente lo entendía un poco. Podíamos comprar un cocktail de vodka-limón bueno el cualquier Convini Store. O comprar cigarros buenos (aunque caros) en cualquier esquina. Comer comida decente, digna y limpia de cualquier tipo. Él se reía del cantonés (dialecto que hablan los chinos en el sur, completamente distinto del mandarín que hablamos nosotros (él con mayor fluidéz)), los imitaba en la calle y sonaba como un mendigo thailandés a medio morir. Esquivábamos las gotas que caían de los aires acondicionados y yo le sacaba fotos a todo, para variar. Se sorprendía de que cada vez que trataba de hablar mandarín con algún vendedor hongkonés: siempre, pero SIEMPRE le contestaban en inglés. Y yo salía con un usual “te dije“, y me regocijaba en mi triunfo, porque finalmente mi inglés, que es mejor que mi chino, era útil (en la china continental, nadie habla inglés). Y por primera vez hablaba yo más con los vendedores que él.

20161120_140713

img_20161122_211511

El último día llegamos a Central, en Hong Kong Island (la parte de abajo en un mapa de Hong Kong) y caminamos por Soho, Middle Levels y mi mall favorito en todo el mundo, que tiene una librería de 4 pisos. Fue la mejor culminación del viaje. Nos subimos a las escaleras mecánicas al aire libre desde la base, mirando todos los bares al aire libre, las distintas turbas de extranjeros que se juntaban fuera de ellos, donde yo había estado ya hace unos días. Hace algunos años. Con otro hombre. Con otro corazón.
Bajamos a pie por la suerte de cerros inclinados de los que se conforma HK Island, comprando cervezas en el camino y disfrutando la última hora antes que saliera el ferry de vuelta a Zhuhai. Por lo que no sé si habrá sido el alcohol o la infinita emoción del momento, pero había una cosa que no habíamos hecho durante el viaje, que ya era parte de una tradición personal: Así que le agarré la mano y le dije “Sígueme” y corrimos en la dirección opuesta. Y eso que nos quedaban 15 minutos para que saliera el barco !

Corrimos y corrimos como si no hubiera un mañana, esquivando grupos infinitos de señoras filipinas sentadas en el suelo, subiendo escaleras, riendo a más no poder. Cuando al fin llegamos apenas si podíamos respirar del cansancio. Y cuando nos detuvimos a mirar lo que teníamos en frente, quedó boquiabierto. El show de luces, la noche de Hong Kong, otra vez. Y terminó de enamorarse de la ciudad tanto como yo. Y todo era demasiado mágico como para ser real.

tumblr_lo1rkmekki1qhkodko1_400

De Hong Kong a Zhuhai. Luego a tomar el bus, para acompañarlo al aeropuerto de Guangzhou y luego volver a estar sola. Como ya era lo usual.
Volver a “lo mío”.

Inconscientemente no me até a nada, creo, a todo lo que era Zhuhai. Traté precariamente de hacer amigos, de salir o hacer cosas, pero en realidad creo que siempre pensaba desesperadamente era en irme. Ahora viéndolo en retrospectiva, de una muy vergonzosa manera creo que hasta me volví totalmente antisocial. Era mucho de estar en mi pieza, sola, para evitar tener contacto con gente con quien no quería hablar. Gente que estaba por primera vez en China y lo amaba todo. Que me hacía sonreír por cortesía, pero ni de eso tenía energía. Porque yo también pasé por esa fase, y es lindo, pero no Zhuhai. Y me encontraba en una etapa de tanto rechazo (sí, más de lo usual) que no podía siquiera escuchar cosas buenas de esa ciudad mierda. Cada vez que me armaba de valor e iba a algún bar con los otros extranjeros, no podía quedarme a sonreír sobre las cosas buenas que me contaban sobre su “versión de china” que sólo se señía a Zhuhai. Esa no era la “primera china” increíble que YO SÍ conocía, y sabía que no podía decírselos o reírme en sus caras o seguir hablándoles de lo increíble que era Beijing o Nanjing, porque llegó un punto donde caché que tampoco querían escucharlo. Y me volví súper solitaria. Más de lo usual. Y uno cree que puede vivir solo, ser independiente y hacer mis cosas a su propio tiempo. Y antes lo hacía. Pero me di cuenta que incluso en Nanjing, cuando me fui a vivir “sola”, nunca lo estuve del todo, porque siempre tuve a J. Nunca pasé semanas enteras donde no le hablaba nadie, como donde estaba ahora. Llegué a momentos donde incluso cuando tenía que volver a hablar con gente, me costaba hilar las frases y tenía que pensarlas más de lo normal.  Fuera de lo chistoso que pueda parecer, de lo mucho que alegué y me quejé, creo que en verdad estaba súper mal.
Y no era llegar y irme. Obvio. Soy becada DEL GOBIERNO CHINO. “Son oportunidades que no tienen todos”, “Tener tu beca no es fácil”. Hay gente que puede. Pero ya a mis 24 años, creo que uno tiene que aprender a conocer sus propias limitaciones. Y soy la experta en sobreexigirme hasta que me quedo vacía. Debería empezar a cuidar un poco más de mí. Han sido dos veces ya, y recuerdo vívidamente lo mal que fue, pero no puedo volver a caer en una depresión como las de antes. Estando sola, en China y sin ningún recurso como sí lo tuve anteriormente. Si no mal recuerdo, uno de los factores que evitan que uno mejore es seguir exponiéndose a la situación que provoca el problema. Y para cambiar eso había una solución. Pero claro, nadie podía saberlo. Así que el problema es un poco más complejo.

Nunca terminaré de agradecer a J por toda la paciencia y la resistencia que tuvo conmigo. Honestamente. . . cuando vivimos juntos durante 6 meses, peleábamos harto. No sé, de un poco de todo. La diferencia cultural, el idioma, la cotidianeidad. Yo no quería, pero cuando me tuve que ir a Guangdong, Zhuhai de alguna manera esperaba que él siguiera con su vida tranquila, feliz y encontrara a alguien mejor, menos peleadora, más bonita, más “extranjera” o perfectamente coreana. Pero trató e hizo todo lo que pudo para darme ánimos a la distancia. Aunque esa distancia fuera dentro del mismo país. Nunca le dije exactamente qué tan mal estaba, tampoco era su problema. Pero yo notaba como nos íbamos cansando. En un principio hablábamos por video-llamada todos los días antes de dormir, luego fue cada dos días, luego sólo a veces. Y yo sabía que no podía exigirle más tampoco. Porque tenía cosas que hacer, él la pasaba bien mientras yo pasaba 100% de mi tiempo haciendo nada. Preguntándome qué estaba haciendo. Si me extrañaría. Pero recordando cuántas veces algún ex me habría dicho “estoy estudiando“, “estoy recostado en la cama haciendo nada” y nunca era realmente así. Y una se ralla. Después de vivir algo así, creo que la certeza de que la gente es honesta, se pierde. No es un tema de “no superar”, pero (y hasta al día de hoy se lo digo a mi actual pareja) no entiendo cómo la gente no puede pensar antes de hacer las cosas, y no después. Porque la gente no entiende hasta qué punto se puede romper a alguien. Y si bien no tengo ningún remordimiento de relaciones anteriores, hay cosas que no se van. Nunca.
Alguien me comentó hace poco, que es como si hubiera tenido un accidente de automóvil. Uno muy malo, que me dejó secuelas de por vida. Y hoy en día, realmente lo siento así.

[ Y no te guardo rencor alguno. Pero espero, honestamente, que en algún punto en tu vida te des cuenta de cuánto daño le puedes hacer a alguien. Que ojalá algún día puedas ser realmente honesto con alguien. Porque creo que no hay nada más triste que ser sólo uno el que sepa lo mucho que se está dañando a alguien que se preocupa por tí.]

Y entonces luchaba a diario con la idea de no pensar tanto en “y si realmente estará haciendo otra cosa?” Porque ya no podía ponerme más dudas. Porque creo que me estaba volviendo loca. . . o algo.

Fueron, honestamente, los peores 6 meses de mi vida.
De mi vida entera.

Me encontraba en tal nivel de desesperación y soledad que se me ocurrían los planes más estúpidos para cambiar la situación, para dejar de estar en esa ciudad que odiaba. Para arrancarme a Nanjing, para dejarlo todo. Para dejar de estar. Tenía tanto tiempo libre que pasaba casi todo el día en mi pieza, sola, sin poder ni querer hablar con nadie. Hice algunos amigos. Que cuando me hacía de ánimos e iba al único café que había en la tierra, me atrevía a conversar un rato. Aquí es cuando apareció María. María. . . No sé qué hubiera hecho sin María.
La conocí en el primer y único carrete al que fui estando allá, la primera semana. Se me acercó como si nada, con una cerveza en la mano y fue como si nos conociéramos desde siempre. Me llamaba la atención su pelo corto y rapado a los costados. Me recordaba un poco a mí, cuando era joven y libre de vestirme como quisiera. A mí antes de ceder a los cánones que definen la línea de lo femenino y lo de mero macho. Esa primera noche, me contó que era su primera vez en China, que quería conocer el mundo, que estudiaba informática y que su ex pololo se había suicidado hace casi un mes. Así, como si nada. Con una sonrisa.

tumblr_odgfn2tyqm1r5n34uo4_540

Me sentí patética y triste a cagar. Ya le había recitado todo mi diálogo de cómo había dejado todo en Nanjing para venirme a ésta ciudad de mierda, donde estaba sola y era miserable. . . y ella me sale con eso. No puedes evitar culparte, pensar que, como dicen “siempre hay alguien que está peor que tú”, “tus problemas no son nada al lado de los de. . .(x)”. Y era así. Y me lo contó de una manera tan alegre, tan aliviada de que su ex ya se encontrara tranquilo, que no sé si habrá sido la cerveza, su sonrisa mientras me contaba cómo pasó o el hecho de sentirme aún peor de mi situación, o todo junto, que me puse a llorar ahí, frente a ella mientras caminábamos hacia otro club.

Sé bien que mi problema puede parecer muy nada. Que debería estar agradecida de “todo lo que me ha tocado” y todo lo que ya se me ha dicho hasta el cansancio. Pero lejos lo que más he aprendido en éste tiempo es que  nadie puede categorizar tu dolor. Nadie puede atreverse a decirte cómo o qué nivel de desolación puedes sentir. 
Y culpé a la Pan, estúpida e inocente, de hace 3 años, que había elegido ése lugar, por un motivo que ya no era por supuesto, sin siquiera haber averiguado de antemano que la universidad tal, era una vergüenza. Que no tenían experiencia alguna con estudiantes extranjeros. Que era el fin del mundo. Que iba a estar sola. Que. . . Que todo.

Planeamos pasar la navidad juntos, y yo me moría de ganas de ir a Nanjing. Pero era mejor juntarnos en algún punto intermedio para ambos ya que estábamos juntando plata. Luego de haber explorado todo el mapa de Baidu 百度 durante semanas, escogimos Xiamen 厦门, al sureste de China e íbamos a juntarnos ahí el 23 de Diciembre. El semestre ya se estaba acabando, o algo así y casi no tenía clases.

El día 22 salí hacia Guangzhou-Xiamen y la rata Pan decidió que iba a tomar el tren lento para ir, ya que no iba a pagar 600元 en un boleto de avión sólo de ida (viaje de 1.5hrs), cuando podía pagar 200元 por un ticket de litera dura en el tren (de 13 horas) hacia Xiamen. Era algo que quería probar desde hace tiempo. . . o quizás me convencí de eso de lo apretada que soy. Quién sabe, jaja.
En los trenes lentos en China se ve de todo: Gente con gallinas, con bolsas y bolsas cual ekekos peruanos, gente de traje. . . ya sea en viajes de 2 o de 22 horas. Dentro de los vagones de tren está dividido por unas paredes donde ponen 3 y 3 literas apiladas. Por suerte me tocó la litera de más arriba y dejarían de mirarme al menos para dormir.
Me encanta el vaivén de los trenes, siempre me ha ayudado a dormir, de hecho, cuando estoy sentada o aprontándome a dormir siempre estoy moviendo una patita, ajaja. Rara la weona.

15675978_10211710277011383_8686641628845620381_o    15723549_10211759741047953_6361883374917575700_o

15731917_10211765141182953_8532358325867950307_o

( Llevo HORAS peleando con las fotos.  . . por qué se ven tan mal ?! )

Para soportar el viaje me llevé La Chica del Tren, que había comprado en Chile cuando estuve de vacaciones y no me había dado la oportunidad de leer. Muy bueno! Lo recomiendo harto si no han visto la película. En fin, en lo que me disponía a sentarme y leer en una de las sillas plegables del vagón, un señor (de edad papá y aspecto chino) me pregunta si no quiero comprar algo del carrito de snacks, pensando que no podía hacerlo yo. Era bien simpático, iba por trabajo a Xiamen y había vivido en Europa y visitado varios estados de USA. A pesar de haber salido harto del país (en general los chinos que han vivido fuera tienen muchas más habilidades sociales. . .), me preguntaba puras weás. Onda si me gustaba el queso, y me enumeraba todos los que conocía. Que si me gustaba el pan, y me contaba de todos los panes que había probado (…), igual le respondía entre risas y de buena onda. Luego empezamos a hablar de política y esas cosas. Y como ya me esperaba, me sale con que los Taiwaneses, los de HongKong, los Japoneses y los Coreanos son “hijos” mal agradecidos de China. Que “se rebelaron de su madre y que eventualmente volverán arrepentidos”, “que mordieron la mano que los daba de comer”, “que en cualquier momento las fuerzas de china podrían tomarlos de vuelta/ atacar de vuelta, pero por tema de política y economía de la galaxia no podían dar el primer paso”. Y así, yo le respondía “Ahhhh, no sabía eso. . “, “Ahhhh, en serio. . . “. Pero me cagaba de la risa para mis adentros. No porque quizás no sea así, sino porque cada Chino que he conocido tiene tan adquirido el discurso, que lo repiten de la misma manera. Y se lo creen tanto que creen en verdad verdad que China es casi la primera potencia mundial o el mejor país del mundo o algo así. Es increíble ver en carne propia el nivel de convicción que tienen.

tumblr_od0cyb3y1p1vpn4uwo1_540

En fin, luego de un largo viaje, partí al aeropuerto de Xiamen a esperar al coreano. Llegó a la hora acordada, sin retraso. Apenas lo ví. . . me quedé ahí. Lo miré pero no podía sonreír ni menos correr o ir hacia él. Estaba agotada. No hubo llanto como de costumbre ni nada así dramático, cuático como yo. Ya no aguantaba éstas situaciones donde yo sabía que no importaba lo guapo y rico que se viera, lo bien que la pasáramos y lo mucho que hiciéramos: luego de unos días, todo volvería a ser igual. Tendría que volver a tomar el tren. Tendría que volver al desierto donde vivía ahora. Volver a extrañarlo, volver a que los silencios al teléfono no significaran nada más que sólo silencio.

15732177_10211748883096511_6406140189347325510_o

Pero la pasamos increíble. Paseamos por la ciudad, un poco al menos. No visitamos nada muy famoso ni tomamos ningún barco explorador. Caminamos por una ciudad en la que nunca habíamos estado antes, tomados de las manos, sonriéndonos, probando comida extraña, pasando tiempo en la pieza del hotel más que nada. Amando mucho.
La gente que me conoce bien sabe que soy súper peleadora, que me enojo fácil cuando algo no me parece y para peor: no sé como des-enojarme (cosas que uno aprende viviendo en soledad, jaja. Que de algo sirva, o no?). La weá es que, creo que por primera vez no peleamos durante el viaje. Todo fue maravilloso, todo fue romance. No tenía energía para seguir enojada por algo y quitar tiempo a algo que pudiéramos hacer.
El día 24 fuimos a pasear por una calle principal y nos propusimos hacer una mini-fiesta de navidad, nosotros dos. No teníamos árbol, ni notebook o algo como para ver alguna película típica de navidad. . . pero haríamos lo posible. Compramos adornos, guirnaldas brillantes, gorros, una torta linda y buen vino. En lo que andábamos buscando velas (nunca entendí por qué quería ponerle velas a la torta de navidad?), pasamos por fuera de una iglesia ortodoxa, que resultaba ser la primera iglesia ortodoxa de china. Pasamos a mirar y me emocionó un poquito, para ser honesta. Era la segunda navidad que pasaba “sola”: fuera de Chile. No me obligarían a ir a la misa de navidad (como cuando era chica), ni tendríamos una cena incómoda viendo Mi Pobre Angelito, ni comería papas duquesas, ni abriría un montón de regalos. Son cosas re chicas, y algunas hasta re malas, pero todo, de alguna manera, se extraña igual. . .

15676425_10211747748468146_8545205448515328060_o

Bailé cumbia, salsa, bachata, k-pop, de todo lo que a uno se le ocurra.
Creo que es el recuerdo más lindo que tengo.
Pero no sería así por mucho-

[Editado 22/03] A veces me pasa que WordPress me come algunos trozos del texto y no me doy cuenta hasta que lo releo todo, tiempo después 😥

Adventurer·๑ Chinese! ๑·The Misconceptions of You and Me

The Loop

[He recibido un montón de palabras bonitas o seguidores nuevos después de la última entrada y quería partir agradeciéndoles eso. Sé que a veces puede sonar todo súper malo. . . pero en verdad son momentos re-difíciles los que estoy pasando, y por supuesto sé que de alguna manera hace sonar todo aún peor. ]

Quiero volver a recalcar que acá se muestran un montón de opiniones personales y experiencias reales ( o quizás no ) pero son sólo desde mi punto de vista. Sin el afán de denigrar a nadie ni matarles los sueños de viaje a ninguno. Simplemente me gusta contar historias. Ficticias, reales, de otras personas, de otros espacios temporales. . . quién sabe ~

tumblr_mw2dpddepi1rlrwvyo1_500

★ [Intagram]: http://instagram.com/xpantsu
★ [Facebook]: https://www.facebook.com/pantsupanpan
★ [Blog]: https://xpantsu.wordpress.com/
★ [Flickr]: https://www.flickr.com/photos/105673843@N04/

Los días pasaron sin darnos cuenta y ya se había ido de vuelta a Nanjing y una vez más estaba yo sola acá, en La Tierra de Nadie.

Pensé que seguiría lamentándome y mirando a la nada para siempre. Pero por algún motivo traté de seguir adelante. De hacerme la idea que las cosas no iban a cambiar. De aceptar y tratar como mejor pudiera. Llegue de vuelta a mi pieza sola, que tanto habíamos disfrutado días atrás, preparada para el peor bajón de mi vida: pero de alguna manera, llegué y desembalé todo lo que pensé que no sería necesario hacer antes, ya que pensé que me movería pronto. Me resigné. Y me propuse seguir. Desembalé un mueble armable que había comprado apenas llegué acá, pero que no había querido abrir por el no saber cuánto me quedaría. Porque no sabía si tendría la posibilidad de cambiarme, de devolverme, o de lo que sea. Porque abrir esa caja significaba algo.
Iba a vivir ahí. Iba a intentarlo, todo lo que pudiera.
Le prometí que trataría, que no me seguiría lamentando. Que nos volveríamos a encontrar pronto. . .

Le pedí a algunos estudiantes chinos que me ayudaran con mi horario, a ver bien mis clases, tomar electivos.
Me asignaron una tutora, algo así como una estudiante graduada en enseñarle chino a extranjeros y que nos sirve a ambos a la hora de aprender más chino. Nos vemos 2 o 3 veces por semana y me ayuda a avanzar en las clases de chino que no logro repasar mucho por mi cuenta, ya que tengo que también estar viendo las clases de mi carrera, o algo así. Ella es muy agradable, calladita, como todos los chinos que he conocido desde que llegué.
De repente nos aburrimos y me cuenta cosas de China, de su cultura o de la comida.

tumblr_nmvm8wy80b1r5n34uo1_500

Durante la semana voy a clases, como en cualquier universidad. . . pero con otros 200 o 2.000 estudiantes en una misma sala. Nadie, o casi, hablan en clases o siquiera en los recreos. Nadie se da vuelta a conversar, menos salir a fumar. Instancias para conocer compañeros hay pocas. Todos se quedan ahí, sentados en su lugar (que rara vez cambian), bebiendo sus tés verde de hoja entera. Durmiendo. Siendo. Y he tratado, no crean que no. Pero después de cada “Hola oye, te pregunto algo. . . “, me responden y ya, “Oh, de nada” y se dan media vuelta a mirar al frente. Empiezan a hablar en chino o qué se yo. Muy rara vez he visto un interés genuino en preguntarme algo o conocerme.
Además he de ser la única entre ellos, mujer, que fuma de día. Me imagino. Jamás lo he visto pasar. Y uno piensa qué extraño, porque en china uno ve a la gente fumando SIEMPRE y en TODOS LADOS. Y les prometo por dios: en TODOS LADOS: clubes, lugares cerrados, abiertos, playas, ascensores, taxis. Yo me he acostumbrado ya a fumar en los taxis. Es genial.

20160916_182043

Dejé de tratar simplemente. Me aburrí de que me miren cuando camino, comenten y no me digan nada. De que cada vez que paso relativamente cerca de alguien estén hablando en chino y de la nada, sin siquiera mirarme salen con alguna frase weona en inglés, totalmente fuera de contexto, en la onda de “Mírame, yo también hablo inglés“, “Mírame“, “Háblame“. Pero jamás nunca se me ha acercado alguien por su cuenta así en la onda de ser amigos. Y me van a perdonar, pero estoy en una etapa de internalización de todo ésto que se llama Odio Profundo. Son como animalitos. Sin modales, sin habilidades sociales o algo. He pensado en crear un club o algo, nombrarlo “Cómo hacer amigos“, “Cómo hablar con la gente“. Porque no saben. Nada.

tumblr_n0nmcgdsmn1rtb8j4o1_1280

Las clases no mejoraron, por supuesto. Los amigos que pensé que haría no ocurrieron. Estaba. Estoy, por la mía acá. Tratando a diario.
El año pasado, éramos casi 200 estudiantes extranjeros dentro del mismo programa. Pero por algún motivo, los grupos de amigos eran bien diversos. O todos eran amigos de todos, dependiendo la situación.
Si bien, siempre me he encontrado una persona más bien solitaria o autónoma para mis cosas. . . no puedo pasar 24/7 hablándoles sólo a ustedes. Y esperaba algo similar a antes, para ser honesta. ¿ Era mucho pedir ?
Soy la única, o casi, persona de ése mismo programa del año pasado, que eligió ésta universidad. Y todos los otros estudiantes de pregrado son Chinos. O ya: los otros “extranjeros” son de Macao, Taiwan, Hong Kong, Malayos. . . pero es lo mismo al final. Todos hablan chino perfecto y si no mantienes una conversación con ellos, no te enteras. Y no me vengan con que “ay, como puedes decir eso“. Llevo más de un año en China. No me vengan con mierdas.
Y los estudiantes, que realmente “se ven” como extranjeros, casualmente vienen todos juntos. Vienen por ésta clase de programas de intercambio entre universidades, donde sólo vienen a aprender chino y luego se van. La verdad me divierte un poco ver las mismas reacciones que tienen con las cosas nuevas, como a mi me pasaba el año pasado. . . y yo ya estoy en una etapa totalmente distinta.

20160831_133059

Tengo sólo un electivo, donde hay una chica, que por algún motivo se acercó más a mí. Al menos. Siempre me dice que me siente con ella. Es una chica muy agradable. Tiene 17 años, como casi todos acá. Es de acá del sur también. Habla Mandarín y Cantonés. Nunca ha tenido novio, menos besado o dormido con alguien, me imagino. Es agradable al menos sentir que alguien se interesa por saber de dónde vengo aunque no sea una “extranjera promedio” (ojos azules, rubia, etc. Ya que al parecer son los únicos extranjeros que les llaman la atención a los chinos.)
Le cuento que Chile es seco. Siempre seco. No se imaginaba nunca que en algún lugar del mundo no lloviera en verano como acá. Que tenemos nieve, playa, glaciares, campo y una ciudad muy bonita. Me pregunta si comemos arroz o si todos fuman como yo. Y es que para mucha gente acá, soy la primera persona Chilena que han conocido jamás (Y es algo bien importante si uno lo piensa bien. . . creo).
Lizzy y WangFei- (perdón, Tiffany). Lizzy y Tiffanny, su amiga, se sientan conmigo en el electivo de filosofía e igual las ayudo a entender o explicarles términos de repente. Es uno en inglés así que trato de participar lo más que puedo. Es la única clase donde entiendo algo, por supuesto. También me han enseñado una que otra cosa en cantonés, que era lo que yo tanto planeaba hacer cuando viniera acá pero que por tiempo no he podido.

Sigo estudiando harto chino, pero siento que llegué a un punto donde ya no aprendo o cuesta un mundo. Me siento, a diario, terriblemente frustrada. No sé si será algo posible, llegar a un punto donde no puedes aprender más. O será de vieja o de imbécil. . . quién sabe.

Tengo una clase, obligatoria, de inglés. Y es bien particular: el profesor es un Ucraniano con un acento ruso (en lo que en mi mente es ruso) increíble. Estoy seguro que tiene que haber sido algún locutor radial en su vida pasada, informando sucesos durante la segunda guerra mundial o algo así. Desde un inicio salió con “Zi no vann a llegar a clazez, mejor no vengan“, “Zi no son capazez de controlar zuz funcioness corporales y aguantarse las ganas de ir al baño, retírense y no vuelvan“. Y así. Un pelmazo de los grandes.
Yo sólo me río para mis adentros. En Chile todos se cagarían de la risa y nadie lo pescaría. Acá –como al parecer estamos en primaria– todos se miran serios y comentan “Ohhh que miedo“, “Oh, no podemos llegar tarde!“. Yo los miro con cara de. . . REALLY. ARE YOU FUCKING KIDS?!
En esa clase nos hacen sentarnos en grupos y discutir temas que nos propone, en inglés. Siempre me toca con alguna persona distinta, supongo que a todos les dará miedo hablar en inglés con un extranjero. Pero. . . he escuchado las ideologías, pensamientos y posturas más absurdas, desconcertantes y ENFERMAS –por decir menos– que he escuchado jamás. Y es la generación de estudiantes del año 2016, weón:

Tema: Nos hacen ver un video de algunas personas perdiendo el control por estrés. Estoy segura de haber visto al guatón del comercial de Armonil, entre ellas. La pregunta era: Alguna vez te has sentido estresado? :
-“Hola, qué piensas del video, te has sentido así?“- comienzo preguntando yo. Porque si no, la conversación no ocurre.
-“Ah, em. . . bueno, creo que reacciones así son un poco exageradas. Debería ser más calmado y mantener el control. No mostrar sus emociones.“- me respondió una compañera muy segura de lo que pensaba.
-“. . . e-en serio?“- respondía sorprendida.
-“Sí, y tú?-
-“A ver, por dónde parto. . .“- Y enumeré un sin fin de momentos en mi vida donde he mandado todo a la mierda, o gente me tenía chata. Peleas, llantos, crisis. Le pregunté después -“Tu entiendes que las personas tienen sentimientos? Que a veces hay situaciones que te sobrepasan y si no lo sueltas, te puede pasar eso del video. . . ?“-
Y ella respondió con un -“Ah, um. . . Es que para nosotros no podemos expresarnos así. Mi mamá se enojaría y me diría que me calmara o me abofetearía. Tenemos que mantener la calma“-
“. . . ”
Atónita.

Tema: “Si pudieras elegir cualquier trabajo de los siguientes, cual sería?
Yo dije -“Bueno, la verdad aún estoy en eso, haha. . . aún no tengo muy claro qué quiero hacer con mi vida. Pero ya descubrí que no quiero un trabajo aburrido, de oficina, que termine frustrada y me mate de a poquito. Quiero algo que me guste y ser feliz con eso. Por qué elegiste tu carrera?“-  dije súper segura de algo que me había tomado 24 años decidir.
-“Ah, bueno, es que mi papá me dijo que era una buena carrera y ganaría buen dinero.
Y no crees que es aburrido?“- pregunté.
-“Si bueno, no lo había pensado. . . pero tendré un buen trabajo, en un banco quizás.“- respondió.
-“Y si pudieras elegir algo que te gustara?“-
-“Ah. . . me hubiera gustado turismo y haber viajado por China, pero no, mis padres no me dejarían. Y no podría dejarlos.“-
-“China? Y no fuera del país?“-
-“Oh, no no, nunca me alejaría de mi familia. La cultura China es siempre hacerte cargo de tu familia y de tus padres cuando envejezcan“-

Y así, interminables conversaciones con distintos estudiantes chinos, en el año 2016, que no son capaces de pensar por sí mismos. Todos dándome respuestas desde “La Cultura China“, “Mi familia“, “Nuestras tradiciones“. . .

En China no existe un “yo”. No existe un ente propio que sea capaz de tomar decisiones autónomas, por el bien propio. . . o por gusto. No, olvídalo. Primero está tu país, luego tu cultura y luego tu familia. Después tú, y “si es que“. Existe una suerte de mente colectiva que decide por tí antes de que puedas pensar cualquier cosa. De vivir en grupo y ser uno con él. No me sorprendería que pudieran leerse la mente entre sí. . . 

 Fue así unas 3 semanas, mirándolos, estudiándolos de la misma manera que lo hacen ellos conmigo. Se venían las vacaciones nacionales, siempre la primera semana de Octubre: son 7 días de vacaciones totales, por la celebración de la fundación del partido. Y era tiempo de ir a Nanjing. Estaba ansiosa pero asustada que una vez de vuelta allá no me quisiera devolver. Que de volver a vivir todo de nuevo, iba a tener que dejarlo una vez más. . . y mira, ni siquiera me había ido y ya me estaba ahogando en los pensamientos de cuando tuviera que irme. Pero había llegado el día. Había soportado ya un mes viviendo una pesadilla, y volvería a mi Nanjing de vacaciones, por 6 días. Ese día recuerdo que pasó lentísimo. Me arreglé, hice mi maleta y partí otra vez en un bus de dos horas camino a Guangzhou y luego al aeropuerto. Todo se veía bonito ese día. Había un sol enorme y todos me sonreían. Me estarían esperando en el aeropuerto de Nanjing y eso era todo lo que me importaba. Me sentía libre, poderosa y energética a cagar.

tumblr_oatqthxbtn1u9zz48o1_540

Llegué al Aeropuerto Internacional de Baiyun ( 广州白云国际机场 ), en Guangzhou. Y estaba llenísimo. Toda la gente viaja en éstas fechas, parecido al año nuevo en Febrero. Me quedaban algunas horas para embarcar, así que salí por una puerta a fumarme un cigarro.
Empecé a pensar cuántas veces han sido ya en aeropuertos, cuánta gente he encontrado y de cuánta gente me he despedido. Me reí para mí misma. Pasé por seguridad y empecé a vitrinear las tiendas del Duty Free. El aeropuerto es muy bonito y grande, daba gusto. Más me emocionaba. No pude evitar ver un Starbucks que había lejos y se me antojó un chocolate caliente, sin crema, como siempre. Estaba tan ida, que cuando me entregaron mi vaso, no me di cuenta y cuando me di vuelta alguien chocó conmigo y me botó el café. . .

tumblr_ocm411v94h1rsqxzoo1_540

-” 哦,不好意思!”- (Algo así “como Oh, I’m sorry!”), dijo en Mandarín una voz muy peculiar. . .
-” 嗯,没事没事 “- (Um, no importa), dije resignada a haber perdido mi café, cuando me levanté a mirar. . .

tumblr_o4azwhseo61r5n34uo1_r1_540

tumblr_ltjp5yzimp1r3z3d6o1_540

tumblr_ni8k7shpo81ray09ko1_500

tumblr_ltjp5yzimp1r3z3d6o1_540

tumblr_o7ik18tfzj1sdoysxo2_540

tumblr_ltjp5yzimp1r3z3d6o1_540

tumblr_nzrzrrc6gi1tx95ieo1_540

Se me congeló la sangre.
Me tiritaban las piernas.
Había vuelto a algún momento, 3 años atrás, cuando no era más que una pendeja de 21 años, explorando el mundo sola por primera vez. Cobarde, inocente, muerta de amor por primera vez.
Había cambiado tanto. Se veía mucho más resuelto, más adulto. Pero de alguna manera se veía tan familiar: llevaba puesto un traje elegantísimo, de esos que habitualmente llevaba consigo, y esos zapatos con pelitos tan característicos. Se le daba tan bien. Antes y ahora. . .

[ Si no sabe de qué estoy hablando, retroceda unos años y lea el capítulo de “Misconceptions of You and Me” ]

tumblr_nxtma2c3bt1r5n34uo1_540

-“Ha pasado tiempo. . . “- dijo sonriente, mientras nos estábamos sentando en unos asientos del aeropuerto. Se había ofrecido a comprarme otro café e insistió hasta que lo hizo.
Cuáles eran las posibilidades.
De toda China.
De toda Asia.
De volver a toparme con ésto. Con T. Una vez más.

-“Has cambiado mucho“- le dije. -“Te queda bien“, “Y mira, traes los mismos zapatos de siempre, hahah. . .“- y tomé un sorbo, tratando de ahogar la voz temblorosa.
-“Hey, tu sigues igual! Estás mucho más grande, pero sigues siendo igual de odiosa“- se rió.

Creo que ninguno sabía bien qué decir, era todo tan. . . ilógico. Habíamos pasado por tanto, en tan poco tiempo, y ahora éramos totales extraños.

-“Lo lograste. . . “- dijo de pronto, “Volviste“.
-“Te dije que lo haría. O no?“- y le sonreí orgullosa.
-“Escuché que estás estudiando acá, increíble“- parecía un poco confuso.

No sabía qué hacer. No podía dejar de pensar. Todos los flashbacks que estaba teniendo en mi cabeza se me estaban sobreponiendo uno sobre otro. Y la verdad. . . es que siempre me pregunté cómo sería. Cómo sería volver a encontrármelo después de tanto tiempo, después de todo lo que pasó. Y es que era la primera persona a la que dejé de ver cuando más enamorada estaba. Todas las otras veces, he tenido relaciones donde lo dilato hasta lo más posible. . . y llegamos a un punto en el que ninguno de los dos quiere verse la cara.
Pero no con T. Con él tuve que guardar todo lo que sentía en lo más profundo que tenía para poder seguir. La distancia, el tiempo. . . la mentira. . . todo fue demasiado.

-“Y cómo sabes que estaba en China?“- de repente me di cuenta.
-“Ah, mi hermano me lo comentó, del año pasado, cuando estuviste en Hong Kong y te encontraste con él“-
-“Ah, ese bocón. . . haha”-
-“Por qué no me dijiste que estabas ahí, esa vez?“- preguntó serio.
-“P-por qué debería habértelo dicho? Además, no es como si pudiera contactarte de alguna manera. . . Nos eliminamos de todo“- dije con firmeza pero algo sorprendida.
-“No sé. . . pensé que, bueno. No lo sé. Podríamos haber hablado“- es como si no recordara nada de lo que pasé después.
Pero yo sí. De pronto todo volvió a ser como debía ser.
Me puse de pie y me estiré un poco: -“No importa, no es como si hubiera ido a verte a tí, no? Hahah. . . Estamos bien así, verdad?“- le sonreí, recordando a dónde iba. A quien me estaba esperando y me fui en dirección a mi puerta de embarque.

Eso hubiera sido el final de todo. La conclusión de todo lo que había pasado antes. Al fin podría haberme quitado la duda de cómo hubiera sido volver a verlo.
Pero no fue así.
Caminó rápido hacia mí y me tomó el brazo.
-“Crees que podamos ser amigos?“-

tumblr_o4v9k7bs7q1uu8izqo1_500

tumblr_oe170k9g5o1v2br1zo1_540

Adventurer·๑ Chinese! ๑·Bear with me·Do Something & Go out

From Black to Color <3

Wondering

Cuáles eran las posibilidades de que todo resultara ? De que por primera vez, todo saliera bien ?
Me lo pregunto bien seguido, y estoy segura que no debe haber habido ninguna-
Pero cómo entonces ?

★ [Intagram]: http://instagram.com/xpantsu
★ [Blog]: https://xpantsu.wordpress.com/

★ [Flickr]: https://www.flickr.com/photos/105673843@N04/

Mi vida acá en Nanjing/南京. . . es en verdad distinta a cualquier cosa que me haya esperado. Todo ha salido sorprendentemente mejor de lo que nunca siquiera hubiera llegado a imaginar. Y partió mal, eso es lo más cómico. . . de un principio todo fue TERRIBLE.

Weon.
Simplemente no estaba el hotel.
Tratamos de darnos unas vueltas alrededor, de mirar qué había, yo aferrada a mi mapa a más no poder. . . no sabía qué hacer. Para peor. . . había comprado el VPN el día anterior, y resulta que al parecer no era automática la weá, y me tendría que llegar el programa para usarlo al correo, dentro de 12 horas. Y adivinen qué. En China, como sabrán, existe una restricción enorme para el uso de internet. El gobierno literalmente bloquea el acceso libre para algunas páginas. Ya sea Facebook, Instagram, Foursquare, Swarm, Twitter, PlayStore y si. . . Gmail. Así que como sabrán: no podía ingresar a mi correo para bajar el programa para poder así abrir el VPN, para poder usar GoogleMaps. No tenía cómo saber dónde estaba ni qué tan lejos estaba el hotel. Empecé a desesperarme. El taxista reculiao me hablaba y me hablaba sobre que estábamos ahí y que me bajara. No le entendía, él no me entendía.
Bajarse o no bajarse del taxi.
Tenía dos maletas, grandes, con casi 27 kilos cada una. La maleta de cabina y mi bolso de mano.
Comprenderán que empezar a caminar sola, con las maletas, de noche, sin saber DÓNDE ir; no era una opción.
Me importó una mierda, me bajé y me paré a ver qué hacía.
El taxista se había quedado cerca por suerte. Era un chiquillo joven, nada feo la verdad. Se bajó y se puso a fumar conmigo. Sacó su enorme teléfono y se le ocurrió usar traductor para hablarme.
-“Qué vas a hacer”- escribió.
-“No lo sé”-.

La verdad es que en ese momento no tenía miedo ni nada. No sabría explicar por qué. Estaba más en la parada de “La weá dónde me vine a meter” Y casi como que de nervios me daba hasta risa la weá. Porque en verdad estaba pensando en dormir 1) Dentro de un cajero, 2) En la calle o simplemente pasar de largo cuidando mis cosas. Hacía calor, mucho calor, y la verdad no bajaba la temperatura en la noche.
Le escribí:
Llévame al hotel más cercano que conozcas”
Y nos subimos, con todas las maletas, arriba del taxi de nuevo.

Muchos hoteles acá no aceptan extranjeros. Muchos llenos. Y bueno, eran las 2 (ó 3) de la mañana a esa altura. Debo admitir que en algún momento se me pasó por la cabeza que quizás él si sabía dónde éra pero era sólo una trampa para llevarme luego a algún lugar oscuro y entregar mis órganos en parte de pago. Iba con los sentidos a full para que no me llevara a ningún lado raro. Inevitable en todo caso, ya que al parecer toda la ciudad se compone de callejones misteriosos.

Cuando AL FIN pillamos uno, era de esas entradas de película, con el botones esperándote y todo, desde la ventana le grité si tenía pieza y el chico de la recepción salió a hablar conmigo.
Me dijo que sí, que sólo le quedaba una. . . y adivinarán ustedes, con ese sentido del caos que me persigue: que era por supuesto, la más cara. Me preguntó qué onda, y le dije que no encontraba el hotel. En eso el taxi se fue, no sólo con mis 200 sino con 100 yuanes extra por la última paleteada. El chico de la recepción, muy amablemente me prestó su teléfono para buscar el hotel que yo había pagado. Lo adoré, le di todas las gracias y traté de buscar. Era la misma esquina, pero ya había estado ahí y no lo había encontrado. Tratamos de llamar y nada. Filo. Me quedaría ahí esa noche.

Pagué la noche más CARA que he tenido que costearme en mi vida. Y sé que siempre hablo de lo maravilloso que fue ese hotel en Hong Kong, la primera vez. Con el romance Shojo y todo. Pero esto estaba a otro nivel. ESA vez en Hong Kong, era el piso 30, el último también. Pero la Superior Suite o algo así. Fuera de talla, me salió. . . sólo esa noche, más de lo que había pagado por el hotel barato que había reservado para TODOS, los primeros NUEVE días de Nanjing. Y LOS DÍAS DE HONG KONG TAMBIÉN.
Pero entré. . . Y weón.
Yo pensé que conocía de lujos y esas cosas. . .
Pero esto era
OTRA
WEÁ

OH

OHH

Todo completamente alfombrado, el mismo aroma a nuevo y a desconocido que tenía ese hotel en HK. Living, baño. . . Y una pieza maravillosa con OTRA tele, otro sofá, OTRO BAÑO. Y toda la ciudad a través de las ventanas que rodeaban la pieza.
Entre conmoción, entre cansancio, me saqué la ropa que traía puesta y me dormí en la cama más mullida donde he dormido en toda mi vida. Necesitaba desaparecer del mundo un rato. Y qué mejor si desaparecía del mundo en la cama más lujosa que he estado en mi vida. .. y sola!

Bed <3

Desperté a eso de las 9 am al día siguiente y bajé a tomar el mejor desayuno que he podido pagar. La noche anterior el chico de la recepción me comentó que lo incluía. Y si lo pagué, nica lo iba a desperdiciar. Egg Tarts, frutas, cereales, chefs, todo. Ya no importaba nada. Si iba a ser la última comida de mi vida, que lo valiera. Volví a mi cuarto y me senté a pensar.
Qué. Hacer.

Llamé a cuanta persona me podría ayudar, me contacté con los Chilenos en China por ayuda, llamé a la guardia nacional y a las Chicas Super Poderosas también. De alguna manera logré hacer que UN VPN gratis que LOGRÉ descargar en el teléfono me funcionara, para así tirarle 3G al notebook para poder usar el mapa y también meterme a mi correo a sacar MI VPN que ya había pagado. Deben haber sido unas dos horas de la más exquisita desesperación virtual, donde finalmente logré descargarlo en el pc y navegar como corresponde. Salí a recorrer los alrededores ya con el mapa más detallado y recé por suerte.

EFECTIVAMENTE, el hotel estaba en la dirección, pero era en uno de los tantos edificios que había, y estaba detrás de todo, oculto a más no poder. Para más remate, era un edificio casual, pero que alrededor de 10 o 5 pisos los usaban para las piezas de hotel. LOS ODIO A TODOS. Me registré, traté de explicarle a la niña que debía haber llegado ayer y después de todo, logré ingresar a mi pieza. No era mucho, pero ya estaba pagada. Agradecí al cielo y empecé el largo camino de traer de vuelta mis maletas del hotel caro 1 hacia el hotel terrenal 2.

Fueron dos viajes, cargando en ambos con toda mi vida encima. Cuando al fin lo logré: entré, prendí la tele tratando de buscar algo que sonara de fondo y me tiré en la cama a llamar por teléfono al resto del mundo para contar que estaba todo bien. Debía estarlo. No podía estar sola y al otro lado del mundo perdida, desamparada y sola. Menos si todo esto había sido mi decisión. Menos si todo lo malo que pasara sería porque decidí irme rápido o llegar antes, o por haber dejado todo allá para venirme a la vida. Entenderán ustedes que no es tan simple como llegar y decir “Todo está mal”
No sé dónde mierda estoy y no puedo preguntar nada”
“Qué hago acá”

Desesperación

Salí a buscar algo para comer y entré en el restaurante más digno que encontré cerca. En eso que comía me puse a pensar en todo lo que había pasado. Después de haber estado en la ciudad más increíble del mundo, de rascacielos enormes, luces led por todos lados, comida maravillosa e inglés opcional casi en todas partes: Nanjing era un desastre. En lo poco que había alcanzado a recorrer: no estaba ni siquiera cerca de lo que era Beijing en su tiempo. Ni siquiera eso. Se imaginarán el impacto por comparación HK-NJ. Muchas cosas viejas, a mal traer, y sorry pero es así. Como llegar a la mazmorra después de haber vivido en el palacio. Los edificios son en verdad chicos, y no sé si sea algo digno de mencionar, pero es en verdad distinto cuando logras (o no) ver el cielo. Y lo más que hay en el “centro” de la ciudad. . . son edificios de a lo más 20 pisos y contados. Ninguna tienda de afuera, nada. . . nada. Los Chinos de acá son aún más raros que en Hong Kong. AÚN MÁS raros que en Beijing. Te miran. Te miran desde que notan que estás ahí hasta el momento que te pierden de vista. Incluso mirándolos con cara de “QUÉ MIERDA TE PASA“. Nada. Te chocan cuando caminan igual que en otras partes de China, no se corren cuando ven que vas a pasar ni menos te recogen algo cuando se cae. No Hay nada escrito en inglés dios mío. NADA.

Volví a mi pieza, eran pasadas las 6pm y ya era de noche.
Entré, me encerré y la desesperación ya no la contuve.

tumblr_nlsov1bl3X1sa3ngko5_540

tumblr_nlsov1bl3X1sa3ngko6_540

Es acá y sólo acá, donde me dí cuenta que todo este tiempo, que estos dos años. . . no era un “dónde” sino un “cuándo” al que yo tanto deseaba volver. Que la China que guardé tan adentro mío, que todo lo que hice por volver, no era quizás sólo por China, sino por todo lo que había vivido acá en ese entonces idílico y fuera de tiempo. No sabía qué hacer. Mis amigos no estaban, los lugares que yo conocía no eran. Nada era igual. Estaba absoluta y totalmente sola. Y no podía decirle a nadie que era lo peor de todo.
Era un total y nuevo nivel de desesperación. Ya no es como antes que “nadie me entiende” sino que ahora iba por el lado de lo literal. Recordaba algo de todas las clases que he tomado con los años. Empecé a aprender chino el 2010. Pero ésto era distinto. Igual podía comprar cosas y eso. Pero hablar más allá de eso no. Que nadie te entienda, no poder darte a entender por el idioma. No poder explicar dónde, cómo, por qué. Qué mierda. . .

Se me pasó una infinidad de posibilidades por la cabeza en ese momento. “Y si me devuelvo”Qué hago si me devuelvo” “El pasaje de vuelta está para el próximo año” “A lo mejor podría quedarme sólo un año” “Y si voy al aeropuerto no más. . .”

. . .

A la mañana siguiente, no sé como, me decidí que iría a ver qué onda la universidad. No sabía lo que iba, ya que la información que te entrega la gente de la beca sólo te dice “Te ganaste la beca, si le interesa regístrate entre tal y tal fecha“. La verdad es que generalmente hubiera esperado un “Avísenos en qué fecha vendrá” o “Díganos si la acepta o no“.
Pero nada.
Ya con los dos meses que llevo acá, aprendes que poco y nada les importa darte información. Te dan un plazo para postular y si llegas bien y si no, hay millones de otros que se moverían para tener la información de cómo hacerlo. Como que tienen esa filosofía de quedar una sola vez en “Nos juntamos a tal hora” y se da por hecho el resto. Allá en Chile estaba muy acostumbrada al “Nos juntamos mañana” seguido del “Nos juntamos hoy” y del “Voy saliendo“.

Ya un poco más despierta y despejada, me dí cuenta que si bien es todo extremadamente Chino, hay mucho, MUCHO verde en las calles. No recuerdo la verdad haber visto siquiera UNA calle que no esté cubierta con un túnel gigante de Plátanos Orientales. Sí, esos mismos que tanto me encantaban allá de Providencia <3. Recorrí siguiendo mi, ahora funcional, teléfono y caminé cerca de hora, hora y media. Cuando AL FIN logré encontrar la entrada de mi campus. . . weón. Es como SIEMPRE me imaginé que sería una universidad (hasta que te toca ir a la U de verdad y se te quita). Pasto por todos lados, árboles hermosos, los edificios donde se dan las clases son así súper tshinos y maravillosos. Loco, hay hasta una mini laguna dentro. Así. Tal cual.
Resulta que no podría registrarme hasta el lunes de la semana siguiente, y era miércoles o jueves en ese entonces. Ya cuando emprendía el camino (a pie) de vuelta a mi cueva, me respondió una Chilena que estudia acá. Quien se convertiría en mi salvadora y nueva mamá adoptiva, hahah.

Normalmente nunca me hubiera juntado con alguien que no conozco así a la vida. . . pero weón. Filo. 
*Rollos que me paso sola*

La Cathy es un amor. No sé que hubiera hecho si no la hubiera conocido, lo juro por mi alma. En verdad, en mi día más negro, me agarró, me hizo un tour por (lo que ahora sé) que es Zhujianglu; una calle llena de bares, restaurantes y weás choras que queda camino al metro. Es así como el Manuel Montt de Nanjing (entre el metro y mi casa). Y siempre con la Cathy encontramos que acá existen todos los barrios copiados de Santiago pero en su versión amarilla. Hablé en Chileno como no lo había hecho hace mucho, me comí una hamburguesa y conocí gente latina. Estaba a más no poder. Le vomité todo lo que había pasado casi como si hubiera sido talla y ya todo estaba bien. No estaba más sola conchetumadre. Y el campus de lo que se supone que sería mi universidad era HERMOSO. Y HABÍA COMIDA RICA EN CHINA. Y GENTE AMABLE QUE NO TE ESCUPE NI TE MIRA RARO.

!!!!

En lo que yo pensaba que sería mi vuelta a casa a eso de las 10pm, Cathy recibe una llamada a que nos están esperando en un Club. Y fue como . . .puta, por qué no ?
Entré al bar más increíble al que he entrado en toda mi vida. Según me dí cuenta, estaba cerca de lo que sería mi universidad, era un recinto GIGANTESCO. Podría eclipsar la luna de tantas luces que lanzaba al cielo. En lo que vamos entrando, un loco que estaba en la entrada, mucho más alto que yo (lo que es harto decir) moreno tipo latino, musculoso a cagar, con tatuajes, era un vivo retrato del mejor intento de Dwayne Johnson, sólo que hablaba inglés. Ya que venía con Cathy, que se conocen por su puesto, me preguntó quién era con alegre sorpresa, hahah. Nos tenían una mesa lista y dentro el lugar era aún más irreal que cualquier cosa que pudiera contarles. La verdad es que no sé si nunca me enteré que en Santiago habían clubes o algo así, pero creo nunca haber ido a uno. No al menos a alguno que no pareciera un basurero con botellas de alcohol y música y ya. Nada a éste nivel. Y es que en China se da mucho el ir a Clubs más que a un Bar, a mi parecer. Tres pisos, tragos gratis para los extranjeros como siempre, mesas llenas de chinos con plata, que pagan por tener chinas en su mesa. Pero ojo, sin hablar, sin conversar ni bailar ni nada. Tenerlas ahi, bonitas y bien maquilladas, tomándose selfies para mostrar “lo bien” que lo están pasando.
Cuando uno cree que no podía ponerse más bizarro: Música suena y salen algo así como bailarines a medio vestir, muy europeos, muy trabajados. No quise decir stripers, pero bueno. Rusas como de videos de estrellas pop de Youtube, cantantes, minas que cuelgan del cielo.

Fue una explosión mental cual génesis del universo.
Uno puede salir a bailar sin pagar ni uno.
Te regalan alcohol.
No se pagan entrada en ninguna parte.
Te regalan bailarines guapos.

Qué más ? !
Todo lo que me había pasado hasta ese entonces se me dió vuelta. No en 360, yo creo que casi de adentro hacia afuera. Casi interdimensionalmente.

Allens

AiNeng

Fridays

It Begins

1

2

3

Nanjing

5

La semana siguiente fueron una seguidilla de días donde iba y venía a la universidad a ver si llegaba gente. Logré entrar a lo que sería nuestro edificio de los dormitorios primero que nadie y ya que costó un mundo que nos instalaran internet, fui mucho de sentarme en lo que es las escaleras de la entrada a fumar o buscar señal del 3G. Una vez ya me había registrado y luego de que me traje, NUEVAMENTE, mis cosas desde el hotel hacia lo que sería mi residencia definitiva, todo terminó por mejorar al fin.
Inesperadamente. Hahah.

Todos los días, todo el día, conociendo gente nueva. De todos lados. Países impronunciables, y jamás pensé que no sabría nada de algún país, onda ni siquiera haberlo escuchado. Todos los idiomas mezclados en conversaciones de grupo. De apoco aparecen latinos. Noches de club. Conversaciones de la vida, casuales, trascendentales y nada. Comida increíble, barata. Planes a futuro, relaciones nuevas y quiebres posteriores. Comer juntos, estudiar juntos y todas las cosas que nunca había tenido antes. Gente que se preocupa por mí, al fin. Tener amigos de verdad que te esperan, que te buscan para hacer cosas.

Estoy siendo, finalmente, increíblemente feliz.
Y lo peor es que está recién empezando ~

Mornings

Dae and Ryzky

Happiness

Friendship

Foddie

WIGSSS

Lifestyle

Chao ❤

Adventurer·๑ Chinese! ๑·๑ Food Tips ๑·Bear with me

If You

Oh

★ [Intagram]: http://instagram.com/xpantsu
★ [Blog]: https://xpantsu.wordpress.com/

★ [Flickr]: https://www.flickr.com/photos/105673843@N04/

Eran eso de las 2-3 de la tarde y me metí en la fila más larga en la que había estado en mi vida, creo yo. Más que cualquiera de un banco en fecha de pago o para un concierto de Arjona. Estuve fácil 2.30 – 3 horas en ella. Iba a subir al The Peak, que está en la cima de un cerro donde se ve todo hacia abajo. Había subido acá mismo la última vez. Ahora era verano, y ésta vez esperaba subir hasta lo más alto, que es un mirador aparte, ya que la última vez estaba tan nublado que no se veía nada. Hoy tendría un poco más de suerte.
Hacía un calor horrible ese día. Y la fila poco y nada avanzaba. Muchísimos turistas, varios Chinos incluso, una que otra cosa lograba entender. Como andaba sola, no podía dejar mi puesto ni para comprar una botella de agua de un kioskito que estaba cerca. Era día sábado si no me equivoco: Qué buena elección de panorama ctm ! : Calor infernal y filas eternas.

Smile

Common

Crowd

Line

Una vez iba en el tram / andarivel / tren de cable. . . empezó a internarse en un espeso mar de verde camino arriba. Una vez llegamos: las mismas tiendas de souvenirs, los mismos restaurantes que tanto recordaba de esos días increíbles. Ya habiéndome recorrido todo y después de haberme tragado un Caramel Machiatto frío, me decidí a subir al mirador. Estaba llenísimo. Y con buen motivo ! Aún era temprano y recién comenzaba a oscurecer. . . pero disfruté cada segundo de la puesta de sol, cada rayo de luz que se iba. Fue algo muy similar al día anterior, donde estaba arriba de mi barco y podía observarlo todo. Sólo que ésta vez ya no estaba limitada por el hecho de estar inmersa en la ciudad, sino POR SOBRE toda ella. La verdad es que siento que ya no me quedan suficientes palabras para describir cómo éra o qué se sentía. Cuando estás solo, pero te sabes tanto a ti mismo, no se necesita nada más. Como que toda tu vida se te presenta en frente. . . y una chorrera de cosas cursis también.

Lay

Creo que fue en éste momento donde, durante una hora, era sólo yo. Y no me importaba nadie ni nada más. Donde apagué todo lo demás un rato y sólo me sentí enorme e infinitamente feliz. Más que nunca en mi vida.
La brisa, la temperatura, el atisbo de lluvia, las luces que de a poco se encendían abajo en la ciudad. Todo era parte de lo que siempre quise. Y sí, estaba sola. Pero fue aquí, donde me dí cuenta que es lo único que uno necesita para ser feliz. Te das cuenta que, sólo quizás, si puedas ser feliz. Que a pesar de todo lo que te ha pasado, por más mierda que haya sido: Todo tiene un motivo. Y sé que es obvio, y que todos lo saben (una mina estúpida es lo último que va a encontrar por estas páginas). Pero cuando EN VERDAD haz estado en el pozo más oscuro del sótano más olvidado del mundo. . . sabes, en verdad sabes que si no hubieras sido todo lo miserable e insípido que fuiste en algún momento, jamás hubieras soñado con sentirte feliz en algún futuro. Haber soñado toda tu vida con estar en el lugar correcto. Por que nunca me sentí en Chile. Nunca. Ni cuando era chica. Y siempre pensé ilusamente que a lo mejor había nacido en el lugar equivocado. Sólo quizás.
Pero, si peleas a diario para salir adelante. Si te gritas todos los días que “en algún momento” tu vida va a tener sentido. . . créeme, créeme que llegará el día donde te encuentres en la cima de todo. Y sé que suena súper cheesy y toda la weá.
Pero la verdad, es que la distancia me ha enseñado a dar poca mierda por la gente que encuentra que “dices muchas weás” o “hablas puras weás”. El que quiere estar: está, el que no: se puede ir a la re mierda.
Pero onda, allá mismo donde están

Souvs

SV

T

Almost

Heights

Done

Folded

Había sólo un panorama que me quedaba pendiente de mi lista de “por hacer” pero ya que era domingo, deseché el ir al “Big Buda” porque escuché que estaría AÚN MÁS lleno que el día anterior y sentía que de ir, no sería capaz de levantarme al día siguiente: que era el día que me iba a Nanjing. En lo que decidía que hacer, Hebe, la chica con la que vivo, me preguntó si no me tincaba ir a la playa. . . y fue como. . . BUENO :V
La verdad es que nunca he sido mucho de playa, ni de sol, ni de arena. Pasé veranos enteros debajo el quitasol cuando era chica y ya de grande siempre me dio como asco el mar.
Pero era en una isla. . . y bueno, era HONG KONG.

Trams

Tomamos un ferry, que también salía de uno de los muelles cercanos al número 10 y navegamos como 30 minutos, lo que me sorprendió muchísimo.
La isla Lama / Lama Island, se veía bien rústica, poco turista para ser día domingo, y hacía un calor de mierda para variar. Había que caminar bastante para llegar a alguna de las playas y había que caminar casi alrededor de toda la isla para llegar al otro muelle, que es de dónde planeábamos salir para volver. La pequeña ciudad que nos recibió en un principio tenia muchísimas tiendas y souvenirs para la venta. Almorzamos en un lugar que le tincó a Hebe, ya que yo voy a lo que haya, y fue bastante rico! Mucho marisco y mucho pescado es como la base de la comida cantonesa, más allá de las masas y los fideos de China en general.

Island

Yummm

L

Calma

Beach Days

La playa era exquisita. Y como dije: no soy muy fan de nada de eso. Pero es que la cagó: el agua era calientita y la arena nada molesta.
En eso que estábamos sentadas en la toalla. . . muy cerca estaba un viejo y su señora discutiendo sobre algo en Cantonés. Pero así molesto, gritando como buen chino y nadie haciendo nada. En eso, Hebe se para y les pide amablemente que bajen un poco el volumen ya que estamos todos escuchando lo que gritan. Al viejo de mierda no se le ocurre nada mejor que mandarla a la mierda, con el maravilloso gesto de “fuera fuera”. Ahí me hirvió la mierda. Le empecé a deci que HEY, HEYTe pidió amablemente que te quedarai callado viejo de mierda, y esos gestos ordinarios no son para una mujer.” Y empezó con el tradicional discurso de “Y cómo ustedes vienen a nuestras tierras a botar basura, comer en la playa, etc, etc“, “Váyanse a su país“, “Hong Kong no es británico“, “Ustedes los ingleses creen que todo esto es suyo“, “Los de HongKong no los queremos“, “No son bienvenidos“.
Y yo con toda la calma y mi mejor cara de “No puedo creer que salieras con ese discurso
“No soy británica”
“Ni siquiera hablo inglés como primer idioma”
“Viejo ignorante”
Un mínimo de cultura para no andar gritando en lugares públicos, así los de fuera no hablarían mal de ustedes
Al rato se fue, pero en verdad no puedo creerte que sacara el discurso de “ustedes no son bienvenidos
Viejo de mierda loco.

Bench

The Lady

x

Pig

Luego nos propusimos ir a otra playa, que quedaba camino al muelle final. Caminamos cerca de 1 hora, o quizás dos, en medio de árboles enormes, seres sospechosos; voladores, reptarios y saurios. Hacía un calor increíble ese día. Y era todo en subida y bajada. No sé cuántos kilos habré sudado ese día ! Pero algo ya me había acostumbrado con tanto paseo por la ciudad así que al menos. . . AL MENOS sobreviví.
Cuando al FIN logramos encontrar la playa. . . weon.
WEÓN.
Estaba mucho más deshabitada que la playa anterior. La arena era finísima. . . y justo comenzaba el sol a caer un poco.
Casi, casi como una playa del caribe. Casi como Playa del Carmen en su tiempo. Y no puedo creer que haya habido un lugar así en Hong Kong y yo no hubiese tenido idea ~

Lama

Sin edición

Aghhh

Jugando un poco ~

NPIRB

Y claro que, por su puesto, casi pierdo una chalita mientras estaba sacando fotos. . .
LMAO.

Me

Una vez quedaba cerca de una hora de sol, nos empezamos a dirigir hacia el muelle final. Y probablemente debe haber sido otra hora más internadas en la selva que poco a poco se empezaba a llenar y llenar de mosquitos y seres misteriosos que solo la noche conoce, y me empezó a dar susto de llegar a encontrarme con alguno 😥
El muelle estaba ubicado, sin mentirles, en una “aldea” tipo ese capítulo de Avatar (Aaang) que se llama “La Dama Pintada / The Painted Lady”. Chiliones de barcas pequeñas detenidas cerca del muelle, conectados por caminos pequeñitos. Se los juro por dios que estaba explotando de ñoñez, haha ❤

Encontramos un lugar digno para comer, donde jamás había comido comida tan fresca. . . y la verdad es que toda mi vida he odiado los mariscos y los peces. Siempre me han parecido asquerosos y nunca les he encontrado buen sabor. Pero es lo que me pasaba un poco cuando viajé a China la primera vez y era vegetariana desde hace varios años: si vai a viajar a un planeta tan distinto al tuyo, como es China. . . no podís ir por la vida esperando tener el mismo estilo de vida que en tu casa. Es absurdo. Es como pretender venir para acá y seguir juntándote con Chilenos y yendo sólo a restaurantes del mismo tipo (como si hubieran muchos también. . .). Uno tiene que venir dispuesto a probar, a conocer, a entender un poco de qué se trata la cosa. Y no es sólo la cultura como un algo que visitas un museo o te comes un Mooncake. Va harto más allá de eso. Y hace poco me agarré con un Chileno bien pasado a caca en un grupo de Chilenos en China por la misma mierda.
Y bueno, por lo mismo. . . terminé comiendo mariscos/peces con real forma de mariscos y peces XDD. Onda, por ejemplo, nunca había comido un camarón entero, teniéndolo que desarmar yo. . . algo nuevo, no ?

Swamp

1

Lion

Prawn

Oh ❤
Y así fue, mi último atardecer en Hong Kong ~
Volveré, volveré de seguro.

Sunset

★ ★

El día siguiente fue un caos en general.
Tratando de meter, ahora mi nueva vida, dentro de dos maletas de 23kg cada una, un bolso de mano y una maleta de cabina para partir hacia Nanjing, que es donde voy a estudiar por un año. Había reservado un hotel hace unos días y también comprado los pasajes, por mi cuenta, por internet. Lo que si, no había logrado encontrar un lugar para poder imprimir los papeles y estuve toda la mañana buscando un lugar. En lo que metía mis cosas en las maletas, Baxter el gato no dejaba y no dejaba de webiar. Se metía dentro, me sacaba cosas. Y era de esas weás que el loco no entendía que no quería jugar, yo ya al final lo mandaba lejos y estaba enchuchadísima. La niña que arrendaría la pieza después de mi, había llegado antes: así que YAY, tenía que irme ANTES. Mandé todo a la mierda y me fui temprano al aeropuerto.
Mi vuelo salía a eso de las 8pm con suerte y estaba saliendo a las 3. Agarré un taxi e hice el último recorrido por la ciudad en dirección al aeropuerto. Momentos como esos son en verdad necesarios ~

Fue un paseo de una hora bastante tranquilo. Metí mis maletas una vez en el counter y me encontré con la hermosa sorpresa de que, no sólo dejan meter menos peso en las maletas hacia china, sino que además, me imagino que es porque la ropa siempre estaba húmeda: ahora no cargaba con 23 en cada una. . . sino que con 27. Veintisiete putos kilos EACH. Se imaginarán que a esas alturas ya no estaba para abrir maletas y ver qué botaba o cambiaba de maleta. Y ya al borde de la implosión: pagué al rededor de 180K en puro sobrepeso. A la mierda.
Fueron las horas más aburridas del mundo. Ya no me quedaba ni uno y no sacaba nada con sacar plata en HK y luego volver a cambiar la plata en China, así que comí con lo último que me quedaba. . . y ni batería en el teléfono tenía mucha.

Cuando al fin logré subirme al avión: mi ventana, mi asiento estaba ocupado. Y como sabrán soy una persona súper fatalista y siempre temo lo peor. Bueno, siempre que he viajado mi mayor miedo es que mi asiento esté ocupado y tener que empezar a webiar y discutir sobre quién se queda con él. Por suerte ésta primera vez, eran dos niños. Llamé a la asistente de cabina, y ellos estaban mal. Lo que al parecer no les gustó mucho y empezaron a murmurar weás en chino durante un rato. Y sí, tendría que viajar sentada con ellos dos. Estaba feliz. Feliz.
PARA MÁS REMATE, el vuelo que debía salir a las 10pm, terminó saliendo a las 11.30pm, si es que no a las 12.
Cuando al fin empecé a agarrarme de mi asiento por el despegue, escuché un tímido “Do you speak english?” (Hablas inglés?) Y era uno de los niños que estaban al lado mío, que yo juraba que hablaban de mí todo el rato y me odiarían por siempre.

Ambos eran Chinos, de China (sí, creo que tengo que empezar a especificar en estas cosas. . .). Habían estado en Hong Kong por vacaciones y se estaban devolviendo a Nanjing (cosa que hacen muchos chinos). Ellos hablaban muy poquito inglés, y como sabrán. . . eran niños (11 y 12 años). Por lo que les daba demasiada vergüenza decir si quiera una palabra en inglés. Así que empezamos a hablar en Chino, como mejor pude, haha. Hace años que no trataba. Viajaban con su familia, su tío les enseñaba inglés. Me preguntaron de dónde era, que cuántos años tenía, que qué hacía en China. Me dió ene risa cuando me preguntaron si estaba casada, por que miraron mis anillos (los que siempre uso). Para los chinos es normal casarse joven. No sé de dónde salió el tema, pero terminamos hablando de Lol, que ellos también jugaban y quedaron pa la cagá cuando les dije que era LVL 30 (como si fuera la gran cosa en  verdad. . .) y que usaba a Teemo. Se me ocurrió mostrarle mis Cosplays y ahí murieron. Hahah.

Fue como en verdad súper gratificante. No sé, la verdad es que nunca me hubiera imaginado que realmente estaría viajando sola, que estaría hablando con gente desconocida, realmente . . . no sé. En verdad sé que lo digo harto. Pero aún, AÚN no siento que nada de ésto esté pasando (Y hola, llevo un mes viviendo en Nanjing). Siempre que he visto películas o cosas que uno admira cuando es chica. . . siempre veía minas que viajaban solas por el mundo, o gente aperrada que se lanzaba a la vida con lo puesto. Y en verdad aún no creo que ésta weá me esté pasando a mí. Es como si en verdad yo supiera que no estaba destinada ésta weá a pasarme a mí. Nunca. Ni en mil años. Porque en verdad puta que hubeira sido más cómodo haberme quedado en Santiago. Haber seguido estudiando mi misma mierda. No haber trabajado hasta una vez que me titulara, no haber juntado cada peso y aguantádome las ganas de habermelo gastado en quién sabe qué. PERO, me tomé. . . me tuve que tomar la molestia de tomar clases. De aguantar gente weona en pegas de mierda. De juntar plata y dejar de hacer weás un rato. De hacer un montón de papeleo pajero, de postular, de esperar, de . . . todo.
Y aquí estamos.
Hah.

Llegué a eso de las 12 – 1am de la noche a China, a Nanjing, la antigua capital de acá.
Me di cuenta al tiro, que no era NADA comparado si quiera a lo que fue Beijing en su momento. Onda, estaba todo cerrado y sólo dos vuelos venían llegando a la ciudad. Me despedí de los amiguitos y traté de buscar un taxi.
En eso que le hablo a un loco sobre dónde tenía que ir y cuánto salía, me respondió: Y no le entendí nada. Todo el Chino que SE SUPONE que manejaba, me quedó obsoleto. Me vino como un pequeño susto. Apunté al mapa y traté de darme a entender lo mejor posible. Me dijo que bueno y me metió en un taxi donde me tuvo esperando casi 40 minutos a que, por algún motivo, metiera más gente en él.
Estaba en verdad cansada y me estaba costando quedarme despierta en el taxi. Cuando llegamos a la ciudad me dí cuenta que era súper antigua. Cero rascacielos, cero luces de edificios, cero tiendas extranjeras, cero pinyin, cero algo escrito en inglés.

. . .

Cuando el taxista me dijo “Llegamos”, miré mi mapa, mis dos mapas, y el nombre de la calle (en caracteres) si era. Pero en esa esquina de mierda no había nada. Había un cajero, un café ordinario y un restaurant.
Pero mi hotel no estaba.
Me empezó a dar un poco más de susto.
Traté de decirle como mejor pude que buscara, que se diera unas vueltas o algo. . . que cómo no iba a estar el hotel. Y estaba todo cerrado que era lo peor. No había algo así como un local abierto para llegar y preguntar. Nos dimos vueltas. . . nada. Volvimos a la misma esquina. El taxímetro seguía andando. Me preguntó qué quería hacer. Que me bajara del taxi. La mierda. La puta mierda.
Te bajas o no te bajas?

El VPN que había comprado en Hong Kong, para poder usar Facebook, Google, Instagram, Gmail y toda la mierda que China NO te permite: NO ME ESTABA FUNCIONANDO. Así que comprenderán que no tenía un Google Maps para explorar sentada. No es como si no se me hubiera pasado por la cabeza.

Me bajé.
Bajé toda mi carga extra que no podía cargar a ninguna parte.
Estaba en una esquina. Eran las 2 o 3 de la mañana. Estaba todo cerrado. No podía leer nada en Chino. No había nadie cerca. No tenía internet. Estaba en China. Sola. Y por primera vez en mucho tiempo, estaba siendo un problema enorme.
Saqué un cigarro y me puse a pensar.
Qué más iba a hacer ?