Toda mi vida he sido una persona de creencias torpes, de rutinas extrañas y de fechas conmemorativas imposibles de borrar.

Estoy constantemente preguntándome qué pasará en el futuro. Dónde voy a estar, qué lugares nuevos voy a conocer. Con quién me voy a casar o si es que –siquiera– va a pasar. De un tiempo hasta ahora me divierte el hecho que hay tanta gente con la que quizás me cruzo, pero más adelante, quizás tenga la oportunidad de encontrarlas de nuevo. Y nunca voy a saberlo. Me pregunto si alguien me extrañará, si alguien sea realmente feliz o agradecido de haberme conocido. Si habrá alguien, quizás, que se muera por conocerme. Que me extrañe sin saberlo.

tumblr_m6g4jpJz2f1qh3tf0o1_500

★ [Intagram]: http://instagram.com/xpantsu
★ [Facebook]: https://www.facebook.com/pantsupanpan
★ [Blog]: https://xpantsu.wordpress.com/
★ [Flickr]: https://www.flickr.com/photos/105673843@N04/

Hoy, hace exactamente un año llegué a Nanjing 南京 sin expectativas de nada. Con tres maletas con sobrepeso, después de haber tenido el mejor cierre y la mejor semana que podría haber tenido en Hong-Kong. Sola. Como ya es desde hace un tiempo. Había obtenido la beca que tanto había esperado. Había vuelto a MI China. Pero todo estaba fuera de mis condiciones: La ciudad a la que había postulado (por su cercanía con Hong-Kong (…)) debería ser pospuesta UN AÑO, ya que aún no reunía los requisitos del idioma Chino que me pedía mi universidad. Así que al último momento me informaron que estaría atrapada en una ciudad desconocida, sola y sin saber nada de ella.

Recuerdo vívidamente la incertidumbre, el terror de la primera noche. Y lo sorprendentemente bien que terminaría todo. A pesar de todas las dificultades.

Hoy, bueno, mañana tengo que partir. Me propuse tanto, quería tanto largarme de ésta ciudad chica rápido. Que el año ni si quiera se sintió.
Pero supongo que cuando te encuentras con la gente correcta. . . son capaces de encantarte de nuevo con la vida. Agradezco tanto la gente que conocí. A pesar que algunos de los amigos que me juraron amistad eterna y fueron unos chantas de mierda, a pesar de los Chinos y Singapurenses malos. De la inoperancia China, de la cero ayuda que se obtiene. . . uno siempre encuentra apoyo en el Chileno que se encuentra en todos lados. Y a pesar de no haber tenido tanto tiempo para retribuir, agradezco enormemente a la Cathy y sus amigos por estar siempre ahí.

tumblr_niccsgEotZ1rr1sbmo1_1280

Nanjing (o Nankín, en español) ciertamente cuesta digerirla. Es una ciudad antigua, sin muchas cosas extranjeras, sólo lo justo y preciso. Por lo mismo es ideal para la inmersión China del primer año, creo yo. Lo vas a odiar, te vas a aburrir, terminarás yendo a los mismos bares y clubes de siempre, terminarás viendo a la misma gente todos los viernes. . . pero hay cierto encanto en ello.

Estoy tratando de convencerme de que llega un momento en tu vida donde tienes que hacerte cargo de tus decisiones pasadas. Donde tienes que decidir entre tu futuro. . . y entre lo que pasa en éste momento. Lo que sientes en éste momento.
Cómo podría quedarme? Sin beca? A qué vine?
Cómo podría pedirle que se vaya conmigo? A hacer qué. . .?

. . .

Dicen que las parejas que sobreviven a éste tipo de cosas, pueden soportar cualquier cosa. . .
Pero no quiero tener que soportarlo.

Más no hay nada que yo pueda hacer.
Pues llega un momento en tu vida, donde te das cuenta que las cosas no funcionan como en las películas, lamentablemente, Y HARTO que yo sé de eso. Que no puedo irme a la vida a seguir al “amor de mi vida” y vivir de amor. Que volver a vivir de los trabajos que tanto soporté antes para poder llegar a ésto. Que. . . hacer qué. Y sé que hay gente que lo hace. Y los admiro.
Pero siento que me debo tanto más que eso. . .
Y sí, me da miedo, porque no podría irme tranquila sabiendo que él NO QUISO irse conmigo. O que hay algo más importante para él, como lo estoy haciendo yo. Porque la egoísta estoy siendo yo, y no quisiera vivir pensando que él también lo es. Yo no se lo pedí. Y el tampoco nunca me preguntó. Es un sentimiento complicado. No espero que puedan entenderlo.

tumblr_mficncAM8w1qcc15yo1_500

Mi viaje a Chile fue inesperadamente increíble. Recuerdo vívidamente el despertar a eso de las 5.30 am con el movimiento de la asistente de vuelo que ponía mi desayuno sobre mi mesa. El abrir la ventanilla a mi lado y ver nítidamente la Cordillera de los Andes en su máximo esplendor, un momento antes del amanecer. La Cordillera nevada a lo largo y ancho. Los lagos que íbamos encontrando en el camino. . . el amanecer, Hardwell y Blasterjaxx durante al menos una hora antes de aterrizar. Ansiosa, esperando el reencuentro con mi familia que ya estaría esperándome en la salida del aeropuerto.

El largo viaje en el auto de mi mamá para volver a casa, ver todo Santiago a través de la ventana y el frío de mierda que había olvidado. Volver a Providencia, donde vivo. Los mismos buses, las calles, lo árboles secos del Invierno de Agosto y las flores anticipadas de una primavera temprana. Entregar los primeros regalos y comenzar el eterno desempaque y lavado de ropa. No del todo, claro, nunca alcanzaría a sacar todo de mis maletas. Volver a comer Salmón, el arroz con zanahorias en cuadritos de mi mamá. Ver y No-Ver tele. Mirar Friends y Los Simpsons hasta que me sangraran los ojos. Ver a, casi, todos mis amigos. Fiesta, tras fiesta, tras fiesta. Comida rica. ¡Los extrañaba tanto!

Sé que es por la tópica del reencuentro y por el mismísimo hecho de no estar allá. Pero se sintió TAN bien sentirse extrañada, que todos querían verme, las preguntas de “Qué tal había sido todo”. Y varias ordinarieces necesarias preguntadas (y varias respondidas, haha).

Lo extrañé muchísimo todo. Y no lo supe hasta no estar allá realmente. Y cuando más quería devolverme a Mi China. . . algo me retuvo y tuve que, sí, operarme de urgencia. Si bien alargó mi estadía en Chile sólo una semana más de lo planeado. . . creo que hubo un antes y un después de eso. Antes de la cirugía quería irme, quería solamente volver y ya. Pero después de eso, con el forzado reposo, el forzado cuidado que se me dio. . . creo que lo dudé un poco.
Hace unas semanas había visto la película Brooklyn y me pegó fuerte.
Qué pasa si no vuelvo
Qué haría si me quedo
Y fue justo en el momento en el que varia gente me preguntó si me quedaba, si vivíamos juntos o si. . . no sé. Que no me fuera. Y de verdad lo pensé. No de una manera REAL pero. . . estaba ahí la duda. Me llamó mucha gente cuando supe que tenía que operarme, me fueron a ver, me cocinaron rico (Dentro de lo que podía comer, que no era mucho. . .) y hasta tuve que pasar mi cumpleaños allá de mala gana. Y los disfruté tanto. Me sentí tan cómoda. MÁS ENCIMA habían soltado el Pokemon Go hace unas semanas. . . ASÍ QUE TODO SE ESTABA DANDO.
(INSTINCT FTW, BTW)

Pero bueno. No hubiera tenido ni pies ni cabeza.

Creo que a pesar que el año pasado no sabía con certeza (realmente no tenía ganas) si volvería a Chile en algún momento y TODA. Y digo TODA mi familia fue a despedirme al aeropuerto (y somos más de 25 personas). . . ésta vez la despedida fue mucho más triste, al menos para mí. Y eso que sólo estaba mi papá, mamá y el Mono.

Cuando pasé por policía (ahora sorprendentemente con mucha mayor seguridad) y pasé por la parte del Duty Free. . . recordé por qué tenía que volver. Y compré un regalo que me pareció a toda raja. Me estaban esperando. Y él estaba, solo, acá en China, por mí.

El viaje de vuelta, como ya es usual, fue un parto. Pero un parto de más de 40 horas y sin anestesia. Al natural.

Llegué a Atlanta, nuevamente, sin comer mucho por el Post-Operatorio (sí, me vine UN día después de que me sacaran los puntos) y comprenderán que me sentía pésimo. Y dormir en un avión es lo último que uno quiere hacer. Así que bueno. Comí puras galletitas Crackelet durante los vuelos. . . jalea. . . té. . . pan. . . y ya. Fue un Santiago – Atlanta – Los Ángeles – Shanghái – Nanjing. Por suerte, atiné a solicitar Asistencia (en caso de que me costara hacer algo) y pedí dieta especial también (que se puede hacer directamente en la página web de DELTA, que fue la Aerolínea que usé).

Llegaba a eso de las 11pm a Nanjing y S me iba a estar esperando.
El último vuelto desde Shanghái 上海 a Nanjing (que para variar no partía nunca) salió con retraso de una hora, cambió de puerta de embarque y me la dormí toda durante la hora de vuelo. Desperté únicamente con el rebote del aterrizaje. Había llegado de vuelta. Y como ya es común, apenas se detiene el avión, se desabrochan los cinturones, se paran y atascan la eterna fila para salir. . . Ay, éstos Chinos. Estaba desesperada, ansiosa por verlo. Las maletas no llegaban nunca. Y como estaba lisiada, tenía que pedir ayuda para sacar las maletas de la banda y ponerlas en el carrito. Cosa que pasó, pero de mala gana.

Cuando ya estaba todo arriba, me apuré hacia la puerta de salida. Había un montón de gente esperando a los recién llegados. Nombres en Chino, en inglés o quién sabe qué. Busqué con la mirada alguna carita familiar. Entre ellas, sólo una me sonrió. Y corrí a la salida dejando todo botado. Qué maletas, qué pasaporte, qué regalos. Corrí. Corrí como nunca lo había hecho.
Tuve un flashback, de varios años atrás. Aquella vez que había llegado a Hong Kong de sorpresa y me habían ido a buscar. En ese entonces, nos quedamos mirándonos mutuamente varios segundos, pero ninguno supo muy bien qué hacer o qué decir y simplemente se sentó a mi lado.

No ésta vez.
Todo mi yo quería verlo.
Corrí, salté y me colgué a él. Mientras todos los chinos miraban y uno que otro sacaba fotos (o grababa videos, quién sabe). Era todo lo que había estado esperando durante más de un mes. . . y era tanto más guapo de lo que recordaba. De lo que había visto a diario por video-llamada. No sabría describir exactamente por qué, pero se veía increíblemente guapo. Llevaba una camisa azul que no había visto antes. Se veía aún más delgado de lo que era, pero de alguna manera resaltaba mucho su estructura de nadador de algún tiempo atrás. Llevaba el peinado que a mi tanto me mataba. Se veía perfectamente coreano. Pero fue extraño. Era como haber pagado por un weón riquísimo, que tendría que pretender que era mi pololo. POR QUE ESE WEÓN RICO NI CAGANDO ERA MÍO. ES QUE NICAGANDO.

tumblr_lifqcc3twt1qhkodko1_400

A él le pasó lo mismo. Nos mirábamos de reojo y como que no nos conocíamos. Como que se veía diferente, más guapo, más encantador, más ASDF. Alguien como él no podía estar tomando mi mano, abrazándome, llevándome la maletas. . .

Nos acercamos a tomar un taxi y estuvimos en él alrededor de una hora. Nos reíamos, tratábamos de hacerlo todo más casual.
. . . Pero bajo las luces de la carretera todo se veía aún más surreal. Yo. Estaba con él y él estaba conmigo. Era mío. Me tomaba la mano y me decía cuánto me había extrañado. Que el tiempo que estuviera en Nanjing sería aún mejor que el anterior. Yo miraba por la ventana mientras la noche y las luces me recordaban tantos viajes en taxi anteriores: El viaje desde el aeropuerto de Narita a Ikebukuro, aquella primera vez en Hong-Kong, mi primera vez en China. . .
Pero al fin, al fin tenía a alguien solamente mío para compartir eso.

Fueron días como nunca soñé que sería con nadie. Todos los días increíbles. Todos los días felices. Sin saber a ciencia cierta que pasaría en los próximo días, si tendría que irme o no. Si habría pasado mi último examen. No importaba. Realmente parecían vacaciones, descansando los dos, yendo a lugares a los que nunca había ido antes. Tomados de la mano siempre. Riéndonos siempre. Yendo a comer a lugares ricos, nuevos. Mirándolo de reojo, pretendiendo que de alguna manera podría guardar esos momentos en mi cabeza y volver a buscarlo ahí, siempre que quisiera.

Cocinábamos juntos, roncábamos juntos, tomábamos y hacíamos nuestras propias fiestas de dos en nuestra pieza.

tumblr_o65na9eUrJ1tmqkdko1_r1_540

. . .

Hasta que llegó el día.
Esa mañana me llegó el correo diciendo que había aprobado todo. Que la decisión que había tomado 2 años atrás, de ir a Guangzhou: estaba ahí. Si, estaba un poco emocionada, un poco ansiosa. Pero cagada de susto.
Rota por dentro.
Ya no quería irme y no quería dejarlo.
Nada de lo que tuve en ése año.

Todos los lugares que ya conocía, la gente que ya me era tan familiar, la comida mala y aceitosa. Los lugares que me recordaban tantas buenas experiencias. . . reducido a la nada.

Pasamos un último día paseando por Nanjing, ordenando lo “Qué llevar” y “Qué enviar”. Paseando, sacando fotos.
Fui a una librería que siempre quise ir, que se encuentra re cerca de la Universidad. Se llama Avant-Garde e, increíblemente, es la más grande de China. Antiguamente sería un búnker en el período de la invasión Japonesa, pero ése es otro tema. ERA PRECIOSA. Y ustedes ya deben saber cuánto me encantan los libros. Siempre que entro a lugares así me prometo que cuando sea millonaria tendré, no muchos, sino TODOS los libros. Como Bella de Disney.
Había un sector en particular que estaba LLENO de postales de gente que viene a visitar, algunos desde muy lejos, y dejan su mensaje para la posteridad (o la siguiente guerra, quién sabe (¿) la weona mala).
Se nos ocurrió dejar la nuestra. Una que escribimos juntos. La mitad en español y la mitad en coreano. Por si algún día andan por ahí, y se les ocurre buscarnos.
Como buscar un recuerdo. Quizás más adelante nunca volvamos a vernos. Quizás conozca a alguien que lo haga más feliz, que lo acompañe a diario y esté dispuesta a dejarlo todo por estar ahí, con él.
Pero al menos en ése tiempo, en ése pequeño recuerdo: éramos sólo los dos.

Forever yours,
Forever ours

Una vez que él me explicó como mejor pudo lo que escribió, le leí lo mío. Y como ya era habitual durante esa semana, me corrían las lágrimas (como Chihiro cuando se come el pancito que le da Haku (ver El Viaje de Chihiro)).

tumblr_o56sf2d7CI1r9gsedo1_540

Fueron. . . exactamente 43 pasos desde el ascensor hasta la entrada a policía donde él ya no podría acompañarme más. Me estaba ahogando y hacia lo mejor posible por sostenerlo. Me dijo “no hay necesidad de llorar, nos vamos a seguir viendo, así que no lo alarguemos y hagamos como que es la misma despedida de cuando voy a comprar o cuando voy a clases”. Lo abracé rápido y me apuré a entrar.
. . . No sin antes que me agarrara firme y me apretara contra él hasta que ya no podía respirar, mientras trataba de ahogar toda mi pena. Que no pude.

Una vez ya ingresado a hacer las filas para pasar por seguridad me corrían y corrían los gotones de lágrimas. Todos los Chinos ahí me miraban. Pero por primera vez me importaba un pico. Me daba vueltas a ver y él seguía ahí, mirándome, sonriéndome como siempre. La fila no dejaba de avanzar. Y cuando ya estaba por ingresar, me lanzó un beso. Uno de esos gestos con la mano en forma de corazón. Y eso fue todo.

. . .
(He tratado de continuar en ésta parte, desde hace varios días para ser honesta. Pero cada vez que lo releo se me viene todo encima de nuevo. . . )

tumblr_obe9fmor0t1r5n34uo1_540

tumblr_o14fusDdjN1spm029o1_540

Fue un viaje de 3 horas calmado. Llegué a Zhuhai 珠海, en Guangdong (o Cantón) 广东, a la hora y sin retraso, pensando que tendría tiempo de registrarme en la U. Pero entre el aeropuerto y el centro o la universidad, es alrededor de una o dos horas. Por suerte logré tomar un bus (ya más avispadita) que sólo costaría 25yuanes y me logré bajar justo en la estación que correspondía. De ahí al hotel no fue problema y por primera vez logré encontrar un hotel sin mayores complicaciones.

Los días siguientes. . .
Los Días Siguientes.
Bueno. . .

Llevo casi 7 días ya acá y creo que ha sido el peor infierno que he vivido, nunca.
El Campus queda a una hora del centro, que ya es poco lo que hay allá. Los que me conocen un poco más saben que soy una persona de ciudad y que más que todo, me afecta directamente el entorno donde me encuentre. Y esto es una burla. El campus es tan grande que te demoras casi 20 minutos más menos en llegar a pie a alguna puerta principal. Y no tiene sentido. Fuera del campus no hay. . . literalmente nada. Lo que ya me costó hacer el año pasado, conocer gente, encontrar espacios para estudiar. . . acá no se puede. Fuera de la única puerta principal que tiene cosas: sólo hay carritos de comida callejera china y uno que otro restaurante de lo mismo. No hay cafés, restaurantes, tiendas, nada.
Ni hablar del campus. Es bonito, sí. Pero dentro de él sólo hay una suerte de supermercado y dos casinos para comer que quedan a la mierda. Hay toque de queda a las 11pm igual que antes. No hay nada que hacer. Es como vivir en el campo.

No sé qué hacer.
He estado a segundos de agarrar el primer vuelo de vuelta a Nanjing y esconderme ahí para siempre. Sería de volver sin beca, y probablemente sin estudios. . . pero qué más puedo hacer. O devolverme a Chile deportada o lanzarme a la laguna.
Qué puedo hacer.

Te das cuenta que el sistema de becas del gobierno Chino es una burla. Que te hacen aprobar el primer año de chino para desligarse de ti y te mandan a la universidad a la que postulaste lo antes posible, cosa que te vayai rápido. Cuando llegas acá no entiendes NADA.

MENOS DE LA MITAD.

No me malentiendan. Me maté, MATÉ estudiando el año pasado. Me hice la costumbre de estudiar todos los días, al menos 4 horas. . . o 10. Hacer tareas, ir a clases siempre. Y aun así y todo, sólo alcancé un HSK 4. Que si bueno, hubo gente que no salía de su pieza y no hablaba con nadie que alcanzó el HSK 5. Pero ni tantos. Y aun así, llego acá y 1) No hay ni una sola persona que te ayude o te guíe a la hora de registrarte 2) Tienes suerte si en alguno de los lugares del papeleo te toca alguien que pueda (o quiera) hablar inglés (cosa que casi nunca pasó). Apenas así pude registrarme. No sé cuándo comienzan las clases. No sé qué clases tengo y no puedo elegir los electivos. . . porque no los entiendo. No puedo leer el nombre de mis clases. Y CADA vez que trato de pedirle ayuda a alguien que trabaje acá me salen con “cómo no puedes hablar chino”, “cómo puedes venir acá sin entender”, “cómo vas a ir a clases”. . . ( . . . )

Me siento increíblemente estúpida. Tonta y SOLA. No sé de ningún otro becado acá. La gente que empieza el mismo primer año de mi carrera (u otras), todos hablan un chino perfecto.

Hay extranjeros, sí. Pero la mayoría es gente que viene de intercambio por un año o un semestre. Y o vienen todos juntos, o se conocen de antes, o luego se irán y ya. Nadie está dentro de mi mismo programa. No hay ningún otro chileno tampoco, creo que en toda la ciudad.

Estoy lidiando a diario con una impotencia reculiada que ya no puedo más. Más encima, él está lejos. Los lugares que tan familiares se me habían hecho, no están ni aquí ni cerca. Hablamos mucho y todo. . . pero no es lo mismo.

Me recomendaron cambiarme de carrera. Y creo que es la mejor opción que tengo ahora. Si bien elegí mi Bachelor en cuanto a los planes que tenía de quedarme acá o de encontrar trabajo o lo que sea. . . no tiene sentido empezar una carrera, e ir a clases y no entender nada. Menos en economía, menos en matemáticas. Pero como sabrán. . . por el hecho de ser becada lo hace todo ya más complicado. Mucho papeleo. Y los Chinos de mierda me siguen tirando y tirando soliloquios en Chino y no entiendo nada (. . . ). Todo se hace más complicado. Mañana tengo que ir nuevamente a la oficina a preguntar qué onda. Qué va a pasar conmigo.

He alcanzado un nuevo nivel de desesperación, rabia, pena. . .

Se me está saliendo todo de las manos.

Y no sé qué más puedo hacer.

No sé qué puedo hacer.

Ésta parte de mi vida se llama “Sola”.

tumblr_o690keKmXw1tgh4v7o1_540

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s