The Self

El hombre de negro huía a través del desierto,

y el pistolero iba en pos de él.

 

El azar es algo chistoso, no pretende sorprenderte, pero actúa de maneras muy extrañas. Y me agrada, debo decir. Es jocoso como toma diferentes caminos para llegar a un mismo punto; como se bifurca creando infinidades de opciones, pero al final es sólo uno el que sentimos… con esa colectiva sensación del ser, quiero decir.

Decidí cambiarme de carrera; decidir en serio por lo que realmente quiero. Aunque sea una de las primeras veces, y me tiene contenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s